Cuidemos la salud de los adultos mayores

Con el paso de los años nuestro cuerpo va sufriendo una serie de cambios estructurales y funcionales que provocan un descenso gradual de las capacidades físicas y mentales, y un aumento del riesgo de enfermedades.

Sin embargo, el impacto de este deterioro causado por el envejecimiento puede ser relativo, ya que hay adultos mayores que gozan de buena salud, mientras que otros son un poco más frágiles y dependen del cuidado de los demás.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que entre las afecciones de la vejez se encuentran: “la pérdida de audición, cataratas y errores de refracción, dolores de espalda y cuello y osteoartritis, neumopatías obstructivas crónicas, diabetes, depresión y demencia. Es más, a medida que se envejece aumenta la probabilidad de experimentar varias afecciones al mismo tiempo."

La vejez, según la OMS, se caracteriza también por la aparición de varios estados de salud complejos que suelen presentarse solo en las últimas etapas de la vida y que no se enmarcan en categorías de morbilidad específicas. Esos estados de salud se denominan normalmente síndromes geriátricos. Por lo general son consecuencia de múltiples factores subyacentes que incluyen, entre otros, los siguientes: fragilidad, incontinencia urinaria, caídas, estados delirantes y úlceras por presión.

Para mantener un control sobre el estado de salud de los adultos mayores es importante llevarlos al médico a consultas de chequeo y realizar los estudios necesarios para diagnosticar a tiempo cualquier tipo de enfermedad.

En el Hospital de Diagnóstico y nuestros centros especializados como Clínica de Radiología Brito-Mejía Peña y el Laboratorio del Hospital de Diagnóstico Escalón, durante enero, los pacientes adultos mayores, reciben un 10% de descuento en todo tipo de estudios.

¡Cuidar la salud de los adultos mayores es un acto de amor!

 

Regresar